Decoraciones

Niño sigue metiéndose en problemas por hacer garabatos en clase y luego es contratado para decorar un restaurante con sus garabatos

A veces, no es que no seas lo suficientemente bueno. Simplemente significa que no ha conocido a las personas adecuadas que apreciarán sus habilidades y talentos como le sucedió al maestro de los garabatos en ciernes, Joe Whale.

Joe, un niño de 9 años, le encanta hacer garabatos, pero desafortunadamente, a menudo se mete en problemas por hacer garabatos en clase.

 

“Estaba en la escuela frustrado por la poca cantidad de arte que podía hacer, así que solía hacer garabatos en la pizarra de la mesa en clase y se metía en problemas por hacer garabatos”, el padre de Joe, Greg habló con Metro.

 

“Joe es un niño muy talentoso, sobresale en la escuela, es un gran futbolista y jugador de críquet, pero el dibujo es definitivamente lo que más le apasiona”.

Sin embargo, al ver lo mucho que a Joe le encanta hacer garabatos y que es muy talentoso para ello, Greg y su esposa decidieron más tarde alentar la creatividad de su hijo enviándolo a una clase de arte después de la escuela.

 

Allí, espera que Joe reciba tanto aliento y ayuda para dejar fluir su creatividad. Afortunadamente, fue la decisión correcta enviar a Joe a la clase de arte donde se reconoció su talento.

 

“Su madre y yo decidimos llevarlo a una clase de arte fuera de la escuela llamada Bloom, ha estado allí durante unas seis semanas y le encanta cada minuto”, dijo Greg.

“Sus dibujos dejaron boquiabiertos a su maestro y le dieron su propia pared para seguir garabateando, lo que hace todas las semanas cuando va allí”.

 

Luego, la maestra de arte de Joe le preguntó a Greg si podía publicar el trabajo de Joe en su Instagram para que todos lo vieran.

No pasó mucho tiempo antes de que los garabatos de Joe llamaran la atención de muchos internautas, incluido un restaurante en Shrewsbury, “Número 4”.

“Querían llevar a Joe a su restaurante para completar una obra de arte en su pared, y estaba en su comedor principal, estábamos en la luna”, dijo Greg.

Joe era el que estaba más emocionado con la oportunidad de oro de mostrar sus garabatos y desde entonces, él y su padre siempre van al restaurante después de la escuela para que el niño garabatee en la pared del restaurante.

Gracias a su habilidad para hacer garabatos, Joe ahora tiene un nuevo apodo, “The Doodle Boy”

 

La historia de Joe muestra cuán importante es que los padres cultiven y apoyen las habilidades y talentos de sus hijos. ¡Pueden suceder cosas grandiosas si reconoce el talento de su hijo como lo hicieron los padres de Joe y su maestro de arte por Joe!

Related Articles

Leave a Reply

 АНХААР!

Та сэтгэгдэл бичихдээ хууль зүйн болон ёс суртахууныг баримтална уу. Ёс бус сэтгэгдлийг админ устгах эрхтэй. Мэдээний сэтгэгдэлд манай сайт хариуцлага хүлээхгүй.

Back to top button