Curioso

La chica que quiere convertirse en Barbie

Andrea Ivanova está siendo una de las personalidades del momento. La joven, natural de Bulgaria, se ha hecho famosa por sus impresionantemente grandes labios y por su adicción al relleno labial: a día de hoy, se gasta la friolera de 175 dólares en cada una de sus intervenciones. Lejos de arrepentirse, confiesa que, para ella, «cada centavo vale la pena».

El tema de las cirugías estéticas siempre es complejo de tratar. Nunca sabes cuándo es algo sano y cuándo se pisa la obsesión enfermiza… y lo cierto es que lo de esta mujer nos genera muchas dudas.

 

Todo empezó cuando, a sus 22 años, decidió hacerse su primer injerto de colágeno en los labios. Ella pensaba que eran muy delgados y que, por lo tanto, un poco de volumen les sentaría muy bien.

¿Qué pasó después? Pues que acabó por obsesionarse con todo este asunto. No habían pasado cuatro meses cuando ya se había realizado 17 inyecciones y había conseguido que sus labios cuadruplicasen su tamaño original.

Por otra parte, ella estudia Filología Alemana en la Universidad de Sofía (Bulgaria) e intenta llevar una vida de lo más normal… pero es imposible no fijarse en que parece que haya besado una ortiga venenosa.

El diario británico Jam Press consiguió entrevistarla… y lo cierto es que sus palabras no tienen desperdicio:

«Mis labios me gustan mucho más ahora que antes. Me siento muy bien y muy feliz con ellos, porque considero que me veo más bonita con los labios así de grandes. He visitado casi todas las clínicas estéticas existentes en Sofía y he puesto prácticamente todo tipo de ‘fillers’ en mis labios» confesaba.

Hoy, con más de 1.450 seguidores en su cuenta de Instagram, se ha convertido en toda una celebridad en su país… donde, de paso, ha recibido muchas críticas:

“Recibo miles de mensajes felicitándome por mis labios, mi vestimenta y mi estilo cada día, y de todas partes del mundo. Tengo comentarios tanto positivos como negativos, pero la mayoría de los malos me llegan por parte de mujeres…

… Hay gente a la que le gusto con labios más grandes y otra a la que no, pero eso no me importa porque, para mí, lo más importante es que a mí me guste. Soy abierta de mente y pienso que la gente debería ser libre de elegir qué significa para ellos «grande», «más grande» o «demasiado grande»; para mí no hay límites” declaraba al medio británico.

Confiesa también que su intención original no era la de tener los labios más grandes del mundo… pero, con la perspectiva delante, no lo descarta:

“Sí, ¿por qué no? En mi país, los labios grandes son apreciados y hay muchas chicas con ‘fillers’ como yo. Sobre lo de los labios más grandes del mundo, creo que todavía tengo bastante competencia. Estoy contenta de que el universo me dio la oportunidad de que mucha gente me vea, que sepan que existo, y quiero entregar este mensaje: sé feliz y haz lo que te gusta, no dejes que los otros restrinjan tus elecciones. Cada uno de nosotros debe seguir su corazón y metas sin ser condicionados por la opinión del resto” zanjaba.

A vosotros, ¿qué os parece esta particular afición? ¿Creéis que este tipo de prácticas son positivas?

 

Related Articles

Leave a Reply

 АНХААР!

Та сэтгэгдэл бичихдээ хууль зүйн болон ёс суртахууныг баримтална уу. Ёс бус сэтгэгдлийг админ устгах эрхтэй. Мэдээний сэтгэгдэлд манай сайт хариуцлага хүлээхгүй.

Back to top button